2017/08/10

TRASTORNOS DEL CARÁCTER - http://psicologia-malenalede.blogspot.com




El carácter es la forma singular que adquiere la personalidad psíquica, el estilo de reaccionar de cada uno basado en el temperamento y la manera de vivir las experiencias.

Las patologías del carácter surgen del conflicto con nosotros mismos, lo que nos lleva a ser y parecer quienes somos, lo que queremos ser y lo que somos.

La neurosis de carácter y la personalidad psicopática, dominan al individuo y a su individualidad temperamental.

Las neurosis de carácter, término utilizado por el psicoanálisis, representan las formas de ser fijadas a una determinada fase del desarrollo libidinal, como por ejemplo el carácter sado-masoquista, fijado en la etapa sádico anal,  caracterizado por la búsqueda de la satisfacción de la agresividad haciendo el mal a otros o a sí mismo, cuando se satisface en el dolor, la desgracia y el fracaso propio.

El yo neurótico busca su identidad y tiene reacciones ansiosas y depresivas.  Es una personalidad débil, inhibida, escrupulosa, insegura, con complejo de inferioridad, que disfraza su angustia con conductas éticas, estéticas o higiénicas, con fanatismos o dogmatismos, o con simulaciones, fabulaciones, mentiras, etc.

Los síntomas neuróticos ponen en evidencia el malestar de la angustia.

Dentro de las neurosis de carácter, el carácter paranoico es la forma patológica fijada a un temperamento agresivo o a partir de experiencias frustrantes y reivindicatorias.

El carácter esquizoide, es el modo de organización que adquiere la psique cuando permanece fijada a tendencias primitivas, al narcisismo y a la introversión, debido al rechazo de la realidad y de la relación con los otros.

El carácter histérico resulta de la fijación a una necesidad imaginaria que mantiene al individuo atrapado a los fantasmas y escenas de su vida infantil.

En cuanto a la personalidad psicopática o yo psicótico,  que se estructura sobre la base de una neurosis de carácter; representa la huida de la realidad y la alienación del yo a través de creencias delirantes que invierten las relaciones de realidad del yo con el mundo.

La alienación de la persona en el delirio se manifiesta a través de síntomas (convicciones, juicios dogmáticos, creencias irreductibles, que no están de acuerdo ni con la realidad ni con la coexistencia con los demás.)

Malena Lede – Psicóloga
Fuente: “Tratado de Psiquiatría”; Henry Ey 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!