2017/04/21

Cambia tu relación con el dinero - Psicología Malena Lede




Para muchas personas el tema del dinero es un “tabú” que les produce preocupación. Cuando de pronto tienen dinero en abundancia, no saben qué hacer con él y en las épocas de las vacas flacas sueñan con él.

No son pocos los que sienten culpa cuando atraviesan una temporada de bonanza con buenas ganancias y que no se atreven a darse un gusto.

No nos damos cuenta pero nuestra conducta con el dinero la hemos aprendido en la infancia y adoptamos los mismos miedos y preocupaciones que tenían nuestros mayores.

Ganar mucho dinero en forma honesta, puede hacernos sentir incómodos, si estamos habituados a vivir con lo justo; y esta conciencia de escasez se convierte en un obstáculo para atraer la abundancia y para manejar ese dinero con naturalidad y confianza.

Hay formas de mejorar la relación que se tiene con el dinero para evitar quedarse siempre sin un centavo a fin de mes.

Acostúmbrense a guardar un diez por ciento de lo que ganan todos los meses.  Esa suma, luego de un tiempo se convertirá en una reserva útil para cubrir sus propias necesidades personales, tantas veces postergadas.

Esta práctica, no sólo les permitirá comprar lo que desean sino que mejorará su relación con el dinero y atraerán mayor prosperidad a sus vidas.

No sólo hay que ganar dinero sino también hay que saber gastarlo con generosidad, permitiendo que otros también ganen y no pensando sólo en guardarlo para sí mismo para cuando llegue el momento de la escasez.

El dinero es como la sangre, tiene que circular libremente y favorecer el flujo de la vida.

Malena Lede - Psicóloga   

2017/04/20

INCREMENTA TU AUTOESTIMA Y CUMPLE TU PROPIO DESTINO - Psicología Malena Lede




Cuando te aceptas como eres puedes cambiar lo que no te agrada de ti y ser mejor persona.

Lo que tú piensas de ti mismo influye sobre tu vida y tu destino, por eso este es el momento de actuar para mejorar la imagen que tienes de ti mismo.

La autoestima es la valoración que tenemos de nosotros mismos que puede afectar nuestra vida o permitirnos desarrollarnos y crecer, porque influye en nuestros afectos, nuestros sentimientos, nuestro carácter, nuestros estudios, nuestro trabajo, nuestras relaciones y sobre todo  en nuestros proyectos.

La autoestima es lo que nos permite confiar en nosotros mismos, en nuestras capacidades, nuestras decisiones, nuestras ideas y nuestros planes.

Los logros no son suficientes para ser feliz, lo que nos hace sentir verdaderamente plenos es disfrutar de una sincera autovaloración personal y estar satisfechos de nosotros mismos.

Recién cuando aceptamos ser quienes somos y decidimos desarrollar la mejor versión de nosotros mismos es cuando somos dueños de nuestro destino.

La clave es aprender a querernos y a tratarnos con respeto, a reconocer todo nuestro potencial aceptando lo bueno y lo malo de nosotros mismos y a estar dispuesto a superarnos todos los días aceptando con coraje cualquier desafío.

Somos capaces de hacer realidad nuestros sueños, de transformarnos, de cambiar hábitos que no nos permiten crecer ni realizarnos y de adoptar una nueva actitud que nos sirva para lograr todo lo que queremos.

Además, nacemos con capacidades distintas y somos únicos e irrepetibles, condición que nos permite hacer ciertas cosas mejor que otros; , pero recién cuando tomamos conciencia de nuestra significativa unicidad y dejamos de imitar y de compararnos con los demás es cuando podemos cumplir nuestro propio destino.

Malena Lede - Psicóloga   

2017/04/19

LA SINCERIDAD - PSICOLOGÍA MALENA LEDE



La mentira tiene patas cortas y exige seguir mintiendo hasta terminar perdido en un laberinto de engaños.

El mentiroso pierde su credibilidad;  incluso cuando diga la verdad, nadie le creerá.. Crea realidades inexistentes, imagina, alucina, delira y termina creyendo sus propias mentiras.

La persona sincera es confiable y compasiva,  ama la justicia,  respeta el derecho de los demás y su propio código ético y es capaz de mostrarse como es.

Una persona sincera es siempre fiel a su palabra y a la confianza que inspira, piensa antes de actuar y reflexiona antes de prometer, no se preocupa por el “qué dirán” y se siente bien aunque no reciba ningún apoyo.

La verdad permite alcanzar las metas más ambiciosas y ahuyenta las preocupaciones, el temor, las dudas y las inquietudes.

La persona sincera reconoce sus errores sin perder su autoestima, su pensamiento es coherente con sus palabras y sus acciones y es incapaz de dañar a nadie.

La verdad ilumina la vida, modela la conducta y fortalece el carácter, puede parecer difícil de mantener sin embargo nos fortalece y nos ayuda a permanecer firmes y tranquilos.

Digamos siempre la verdad, seamos siempre sinceros, pero cuando esa verdad duela mejor callar, no decir nada, dejar que un manto de silencio hable por sí mismo para permitir que la verdad se imponga por sí sola y no provoque sufrimiento..

Decir la verdad es la mejor forma de ser respetado y de estar en paz con uno mismo.

Malena Lede - Psicóloga